martes, 29 de mayo de 2007

Cicatriz

Comíamos corazones rotos para pasar el tiempo. En esta ciudad la gente come cosas rotas cuando no encuentra otra cosa que hacer. Los hombres comen mujeres rotas, las mujeres fantasías rotas, los niños cuentos rotos.

2 comentarios:

Anfetamina dijo...

...lo leo en murmullo, a medio silencio, a media voz... INSPIRADOR!

david co dijo...

Este es el cuento más largo que he leido

Datos personales

Mi foto
Medellín, Antioquia, Colombia