lunes, 20 de agosto de 2007

Para este bonito puente

La vida tiene sus caminos, sus torbellinos y fuerzas. Mueve los límites, las mariposas, los vasos con Cocacola e incluso a los humanos, que empeñados en entender qué es lo que hay en el vórtice de una conspiración eólica a la que no sabemos siquiera como nombrar, perdemos el rumbo una y otra vez.

No me canso de repetir que tengo suerte, porque se me ha puesto en brazos acojedores, firmes, valientes, cálidos y frágiles. Cuento con compañías que escuchan y hablan sin pensar en el terrible vacío que hay entre mente y mente. Improviso camas con hierba húmeda y salgo a la noche fría a respirar estados de calma profunda. Tengo a mi lado una Violeta en crecimiento, arenas movedizas, arboles solos, genios, artistas. Y agradezco que los caminos me hayan traído hasta aquí. Presto mis alas a quien vuela conmigo, así sean apenas asomos de ilusión. Ofrezco incluso, un par de tijeras con qué cortar lo que pesa, para que vuelva a crecer, si es necesario.

1 comentario:

Jennifer Argaez U. dijo...

Es bueno, muy bueno que la alineación de los planetas haga de las suyas... y sea para bien. Alas al viento porfa.

Datos personales

Mi foto
Medellín, Antioquia, Colombia