jueves, 20 de noviembre de 2008

Código

G y T, no pueden decirse casi nada de lo que quisieran decirse.

-Hola
-¿Cómo amaneciste?
-Bien, ¿tu?
-Algo cansado. No dormí casi.

Hacen silencio y siguen tomando cada uno de su chocolate.
No se miran.

-Y...¿cómo sigue tu mamá?
-Está mejor. Ya puede salir.
-Que bueno.

Pero intentan que en cada palabra se esconda el mismo mensaje.

-¿Quieres el último traguito?
-Bueno.

El problema, es que en ninguna palabra cabe.

3 comentarios:

Camila Avril dijo...

no, no cabe en las palabras, pero en la idea implícita, tal vez, y ahí, está la magia, por demás

Spaceboy dijo...

O_O
Me gusta; una cuestión personal.

Saludos.

Guto dijo...

Uhm, no se, mujer y mujer?,hombre y mujer?, hombre y hombre?
Cual es la relación?
Hay algo de ternura en el último traguito, pero el dialogo parece frio, desconectado.
Un marco muy corto para decifrar la relación y lo que esconde.
Potencial

Datos personales

Mi foto
Medellín, Antioquia, Colombia