jueves, 30 de abril de 2009

S.XXI

Terapia teórica necesaria sin grandes pretenciones.

Me gustaría llorar un poco por mi época. Por su falta de fe y de rumbo. Por su vacío, por su sin sentido, por su confusión, su ruido, su exceso de información y falta de ignorancia. Porque no cree en dios ni en el destino. Porque la ha defraudado el estado y ha perdido la familia. Porque creía en la ciencia y resultó siendo su peor enemiga, y en la historia y resultó siendo una recopilación de ideas avaladas por el poder imperante de una época que logra llegar hasta hoy filtrada por miles de miradas. Quisiera llorar un poco, porque mi época se vio forzada a entender el mundo como una construcción colectiva de sujetos imperfectos, que, o se inventan como pueden algo en qué creer o que no creen en nada y ven mucha televisión para olvidarlo.

Y después de llorar un poco por el panorama pesimista, me gustaría sentarme a disfrutar de la sensación de que mi época es una de esas en las que se puede y se debe crear.

miércoles, 29 de abril de 2009

Contenidos

Voló hasta acabarse el cielo.

jueves, 2 de abril de 2009

Un muñequito de tinta

Primero, fue un muñequito de tinta solo. Luego, acompañado por una muñequita hecha a lápiz. Juntos compartieron una hoja con renglones azulosos durante un tiempo. Después, él fue un muñequito de tinta que intentaba conquistar a la chica de sus grices sueños, y no lograba hacerlo porque la señorita tenía dudas acerca del amor. Ahora, es un muñequito de tinta que llora sentado en una línea porque el tonto del autor decidió borrar la muñequita de carboncillo justo después de que ésta le dijo "te quiero".

Datos personales

Mi foto
Medellín, Antioquia, Colombia