jueves, 30 de abril de 2009

S.XXI

Terapia teórica necesaria sin grandes pretenciones.

Me gustaría llorar un poco por mi época. Por su falta de fe y de rumbo. Por su vacío, por su sin sentido, por su confusión, su ruido, su exceso de información y falta de ignorancia. Porque no cree en dios ni en el destino. Porque la ha defraudado el estado y ha perdido la familia. Porque creía en la ciencia y resultó siendo su peor enemiga, y en la historia y resultó siendo una recopilación de ideas avaladas por el poder imperante de una época que logra llegar hasta hoy filtrada por miles de miradas. Quisiera llorar un poco, porque mi época se vio forzada a entender el mundo como una construcción colectiva de sujetos imperfectos, que, o se inventan como pueden algo en qué creer o que no creen en nada y ven mucha televisión para olvidarlo.

Y después de llorar un poco por el panorama pesimista, me gustaría sentarme a disfrutar de la sensación de que mi época es una de esas en las que se puede y se debe crear.

4 comentarios:

Guto dijo...

Interesante como empiezas y terminas cerrando el tema. Todo tiempo pasado fué mejor?.
Total acuerdo con la tele, si la religión erea el opio del pueblo, la tele es la heroína... jajajaja
Ahora la pregunta es, no son así todos los tiempos? y lo que cambia es el observador en su momento?.

Catalina. dijo...

Yo creo que hubo tiempos, específicos, en los que los hombres tenían fe dioses, proyectos sociales o algo así, y los observadores hablaban con confianza de lo que veían.
No digo que todo tiempo pasado fue mejor, sólo que espero que se pueda crear un tiempo futuro y tenga buenas consecuencias.

Kat.taK dijo...

ya viene la revolucion...

yo no me llamo javier dijo...

Buenas salenas cata cata catala

almenos ai jente que es aci intelijente y escrive vien vonito, con un gram corasonzito.

chao catica

Datos personales

Mi foto
Medellín, Antioquia, Colombia