martes, 26 de octubre de 2010

Del silencio que ha llegado


Ha llegado el silencio y no se va. La respiración de los dragones y los suspiros de todos los humanos se me han atascado entre los pulmones y la boca sin dejar pasar ni una sola letra en español. Inhalo una bruma que habita invisible el aire que me rodea. Fallo una y otra vez al pretender hablarte. Tus gestos desmedidos nadan en el espacio preguntando, voluptuosos, que ha pasado con las palabras y yo, en este mundo lento al que entré sin querer, con la lengua inmóvil y sin regalos para darte en forma de jerigonzas o acertijos, parpadeo con fuerza para que vengas aquí dentro, conmigo, sin intentar saber más de este silencio que ha llegado en forma de tarde.

5 comentarios:

Un señor se cayó dijo...

Buena letra, buena flor, buena tarde.

para ti: un silencio de regalo.

un adios.

Chocolitto dijo...

you breath in, I breath out

lauravito dijo...

cora, me gusta mucho esto último que escribiste. ese final esta precioso.
el cuento me encanto, escribes muy bien, te felicito.
un abrazo.

Anónimo dijo...

Nena, tu prosa está muy llena de anhelo... Fue lindo (en valor absoluto) haberme puesto en tu lugar en este párrafo.

¿Será la ciudad la que hace posible esto? ¿La ciudad que, para nada, es "coautora de los sueños más vírgenes"?

Godeloz dijo...

Hablando de la mala memoria había olvidado el nombre de tu blog pero por fortuna los rastros son fáciles de encontrar: primero un video, luego un cuento que me antojó de comer panelitas y finalmente este blog que a partir de hoy será un lugar para regresar siempre en mi itinerario de lecturas. Te dejó mi rastro http://www.cinestesia.org/ y ojalá intercambiemos mucho cine y mucha literatura.

Datos personales

Mi foto
Medellín, Antioquia, Colombia