sábado, 23 de abril de 2011

Aprender a aguantar.
Todos me lo advirtieron.
Papá, mamá, amigos.
"Aprender a sufrir es importante".

Resistir, poner la otra mejilla,
pasar por la injusticia
o por la incertidumbre
como se pasa por el bosque
o por la casa de un vecino.

Cerrar los ojos,
respirar profundo,
contar,
romper papel,
sonreír, trotar,
tragar saliva o lágrimas,
hacer bromas que ridiculicen la situación,
visualizar la solución del problema,
confiar en dios,
confiar en el destino,
confiar en uno mismo...

Evitar los gritos y los lamentos.
Tener cuidado de ocultar que duele el pecho
y aplicar la técnica ancestral de la resignación.
Seguir adelante,
sin dar tiempo al miedo
o la rabia.

Debí aprender mejor.
Así no molestaría a nadie.

1 comentario:

Un señor se cayó dijo...

Raro verte tan vertical.

Un saludo que incluye baterías y abrazos.

Datos personales

Mi foto
Medellín, Antioquia, Colombia