miércoles, 16 de julio de 2014

El efecto gringa (1)


"Look at me gringuita"-dice el caballero del granizado verde y magenta.

"Goodbye baby!"- continúa el repartidor de volantes.

"Hello belleza, ¿no me regalas a coin?"- agrega al final de la calle la dama
de encías negras y despobladas.

"Yo soy de aquí señora"- respondo por fin.

"¡Ah no mona! No me diga eso, yo que me soñaba practicando el inglés con usté".

Constelaciones

Con un dibujo punteado
uní las estrellas.
Me mostraste 
los peces y
el escorpión.

No estás
y descubro que tus palabras
eran todo lo que vinculaba 
los puntos solitarios en el cielo.

Frutos rojos

Hierve el agua en la taza de cerámica blanca.
El borde tiene un tramo rugoso. Está rota. 
Tomo un te rojo.

He dejado el café para calmar la cabeza
olvidando que la cabeza siempre encuentra
-a pesar del te o el café-
cómo torturar:
el rostro, cubierto a medias
la luz ensuciando su belleza
la camisa de siete botones en el suelo.

Tomo un sorbo largo y se me quema la lengua.
No lo noto. Me anestesian las ideas.
El líquido caliente me ampolla.
No lo noto. Estoy rota.

domingo, 6 de julio de 2014

"-Estás en el hueso pelado- dijo.
-Me estoy cuidando para venderme- dijo el coronel-.
Ya estoy encargado para una fábrica de clarinetes."

-El maestro Gabo en El coronel no tiene quién le escriba

Datos personales

Mi foto
Medellín, Antioquia, Colombia