martes, 17 de abril de 2018

Me mudo por un tiempo a la capital.
Hace frío y el frío me trae malos recuerdos,
sin embargo camino.
Entablo una relación con las paredes de la ciudad
Me dicen
Sigue
Me dicen
Parche
Me dicen
Rats
Me dicen
Rabia
Me dicen
Farc
Me dicen
Sombra
Me dicen
No les creas
Me dicen
Nada
es
personal

viernes, 16 de febrero de 2018


Esta terrible claridad.

Duele, como mirar al sol
con los ojos abiertos

Balcón

Mis dos gatas toman el sol.
La blanca se lame.
La negra se regodea en el suelo.
Se calienta por un costado,
hace un giro sobre la panza
y se calienta por el otro.
Me siento al sol
para que se seque mi pelo mojado.
Las gatas me observan
compartir su ritual.
Las hojas de las plantas brillan
El sol lo acaricia todo.
Y como una punzada en el estómago
inesperada
reconozco,
en ese respiro,
la finitud.

miércoles, 14 de febrero de 2018

Puntos de gloria

Como parte de una competencia tácita
mis amigos, los intelectuales 
me preguntan por apellidos de autores que desconozco. 
Eligen de su larga lista el más raro 
y con ese amedrentan a los nuevos 
o se lucen frente a las nuevas.
Yo me esfuerzo en el concurso silencioso 
menciono los apellidos que sí me sé 
los que más me gustan, 
pero pronto son descartados 
por fáciles, 
porque esos se los sabe todo el mundo. 
Si uno de los intelectuales deconcierta a otro 
y gana un par de puntos de gloria, 
su contrincante, procede a servir un ron 
y cambiar de tema a toda costa 
no vaya a ser que caiga más bajo, 
usando, eso sí, algún adjetivo rebuscado 
que lo reponga en la competencia. 
Mis amigos, los intelectuales 
gustan de repetir listas 
que puedan agrandar
simbólicamente
el tamaño 
de su verga.  


  

domingo, 28 de enero de 2018

Camino
Medio fantasma
Entre la gente del centro
No me reflejo en los vidrios de la calle
Existo a medias
Sin querer existir

Camino
La gente me arrulla
entre sus empujones
Y su andar afanado
Cargo la nada a cuestas
Me pesa

Camino
Me hago la normal
Me acomodo en el silencio
No estoy
No estoy

jueves, 25 de enero de 2018

Modelo

Poso para unas fotos de Tosh.
Necesito el dinero.
Tengo que fingir alegría
y ganas de comer galletas.
Los otros modelos también.
Hacemos como que estamos en un picnic,
uno de ellos se ríe del mantel y el menú perfectos.
"Falta el guaro", dice entre dientes,
"Falta el porro", dice otro para responder.
Me caen bien los modelos.
Me los imaginaba distintos.
Todos sonreímos con dientes blancos,
los míos no tanto.
Una de las ejecutivas me saca de la foto
"Porque son demasiados"- dice.
Me siento cerca de la cámara
en un sofá mullido
y veo al modelo del guaro y al del porro sonreir,
fingir alegría y ganas de comer galletas.
Pienso en un amigo que dice que
la publicidad es el diablo.
Un diablo mentiroso
maloliente y falso
de dientes perfectos.

miércoles, 3 de enero de 2018

Volador

Usted lo que va a sentir es una energía que la jala para arriba
y cuando ya no pueda más
suelta el cohete y listo.
Yo le digo,
es una cosa de pura energía,
una cosa que se conecta entre usted y el volador.

Ponga la mano aquí con mañita,
lo sostiene con calma
de la parte fina de la madera.

Primero, espera que yo le acerque el cigarrillo a la cola
y lo tiene ahí,
sin miedo
-no se vaya a dejar oler el miedo-
y cuando eso empiece a silbar
y a empujar para arriba,
como queriendo coger cielo,
ahí usted ya sabe
que empezó

Cuando él vuele alto
algo suyo también va a divisar desde arriba
y cuando él estalle
algo suyo también se va a volver pólvora
y dicha.



Datos personales

Mi foto
Medellín, Antioquia, Colombia