viernes, 16 de febrero de 2018

Balcón

Mis dos gatas toman el sol.
La blanca se lame.
La negra se regodea en el suelo.
Se calienta por un costado,
hace un giro sobre la panza
y se calienta por el otro.
Me siento al sol
para que se seque mi pelo mojado.
Las gatas me observan
compartir su ritual.
Las hojas de las plantas brillan
El sol lo acaricia todo.
Y como una punzada en el estómago
inesperada
reconozco,
en ese respiro,
la finitud.

No hay comentarios:

Datos personales

Mi foto
Medellín, Antioquia, Colombia